Otro avance europeo, inspirado en el modelo de Barcelona: Malta regula integralmente el cannabis

Otro avance europeo, inspirado en el modelo de Barcelona: Malta regula integralmente el cannabis
Otro avance europeo, inspirado en el modelo de Barcelona: Malta regula integralmente el cannabis

Tras Luxemburgo, ahora Malta. El estado insular europeo en breve aprobará en el Parlamento una ley del uso integral de la planta de cannabis, tras haber regulado su uso terapéutico en 2017.

Inicialmente presentada en marzo, la propuesta de ley originalmente regulaba el autocultivo de hasta 4 plantas en el domicilio, sin acceso ni vista desde el exterior; el transporte de hasta 7g de la planta; el almacenaje de hasta 50g de flores secas en el domicilio; en ningún momento permitía el uso en público o ante menores; únicamente las personas mayores de 18 podían cultivar o portar cannabis. Se preveían multas por portar entre 8g y 27g, y el acompañamiento en reducción de riesgos de quienes portaran esas cantidades, así como de todos los menores que portaran cualquier cantidad de la planta. Se preveía continuar y aumentar la prevención y reducción de riesgos asociados al uso. Ahora bien, tras alegaciones de particulares y de la oposición parlamentaria, además de estos aspectos la ley presentada a principio de octubre incluyó diversos y sustanciales añadidos: por un lado, se propone la creación de asociaciones cannábicas, entes sin ánimo de lucro y que no pueden ser propiedad de corporaciones ni empresas, siguiendo el modelo implantado y desarrollado en Barcelona y el resto del estado español desde finales del siglo XX. Por el otro, se proyecta la creación de un ente regulador de estas asociaciones y del cultivo de las personas particulares, la Autoridad para el Uso Responsable del Cannabis. Finalmente, se prevé eliminar los antecedentes por posesión menor y uso en la vía pública de la planta si la persona afectada lo solicita por escrito.

En concreto, las asociaciones maltesas serán entes sin ánimo de lucro, con hasta 500 personas socias. No se permitirá la membresía en más de una asociación. Se podrán dispensar hasta 7g de flores al día y un máximo de 50g al mes. Está prohibida la presencia de personas no socias en las asociaciones, así como la presencia de menores. No estará permitido el consumo de alcohol en sus locales. No podrá haber más de 500g de flores secas en cualquier momento. Se deberá llevar un registro actualizado de las personas socias, así como de las previsiones de cultivo y consumo. No se puede realizar publicidad alguna del cannabis. Habrá controles de calidad y trazabilidad, así como un etiquetado y envasado específicos. Se deberá formar en prevención y reducción de riesgos asociados al uso. En este artículo podréis hallar el resto de detalles de la ley. 

Esta regulación del cannabis puede considerarse un buen ejemplo de entendimiento político. Tanto gobierno como oposición han colaborado para que la ley salga adelante. También, volvemos a incidir, se escucharon las propuestas de particulares e instituciones al respecto. Es un buen modelo a seguir, el del entendimiento. Lástima que aquí no hagan caso…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*