Marruecos legaliza el cannabis con fines medicinales

Marruecos legaliza el cannabis con fines medicinales
Marruecos legaliza el cannabis con fines medicinales

Finalmente, el 15 de junio el Parlamento del reino alauí aprobó el Proyecto de ley 13.21, de regulación del cannabis medicinal, con 61 votos a favor y 25 en contra. El proceso comenzó el 25 de febrero

La ley se ha aprobado con un inusual consenso entre partidos, pues sólo votaron en contra los islamistas del Partido Justicia y Desarrollo, que encabezan la coalición gubernamental. 

Durante el debate previo a la votación el ministro del Interior, uno de los promotores de la regulación, destacó que la ley se adapta a los cambios respecto al cannabis a nivel internacional y añadió que un retraso en la aprobación “reduciría las oportunidades de Marruecos para posicionarse en el mercado internacional” del cannabis terapéutico. 

El texto se aprobó con algunas enmiendas, básicamente enfocadas a flexibilizar y facilitar las condiciones para las cooperativas. Éstas producirán en régimen de monopolio para la Agencia Nacional que controlará la comercialización del cannabis y todas las fases de cultivo y producción, además de conceder los permisos de cultivo. Esta Agencia aún debe crearse, y aún no se conocen detalles como la superficie máxima de explotación o si hay un tope de producción. El Proyecto de ley 13.21 también modifica y endurece la legislación marroquí con objetivo de perseguir el cultivo y tráfico ilegal de la planta. Recordemos que Marruecos es el principal productor de resina de cannabis del planeta. De hecho, una de las finalidades de la ley es desplazar el narcotráfico instalando una industria centrada en el cannabis medicinal. 

Finalmente, el estado magrebí tiene como foco de esta nueva industria el mercado europeo, especialmente España, Países Bajos, Reino Unido y Alemania, con una previsión de 20.800 millones de euros para 2028.

Esperemos que este avance en la regulación del cannabis en la ribera vecina del Mediterráneo influya en la posición de la planta en nuestro país.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*